De espaldas a la maternidad

1 week ago

 Muchas son las celebri­dades que han s ido objeto de toda clase de críticas o pre­sión mediática cuando han preferido no ser madres, o no han podido por alguna razón de la vida. Cuando han ofrecido declaraciones a la prensa, algunas han ex­presado abiertamente que los hijos no son su felicidad o prioridad.

La sociedad siempre tien­de a etiquetar y a clasificar a las mujeres a quienes se les exige cánones, generalmen­te, fijados por costumbres o usos sociales. Sin embar­go, cuando se es figura pú­blica y se decide no seguir las reglas establecidas ni se adapta a las las exigencias de encajar en un modelo convencional, entonces las críticas y cuestionamientos son muchos más severos y frecuentes.

Sobre todo los señala­mientos vienen cuando es­tas mujeres del mundo artís­tico afirman que se sienten realizadas y completas sin parejas, maridos o hijos, o cuando han preferido no tener descendientes o sim­plemente no han querido seguir el modelo socio-cul­tural establecido por siglos.

En Hollywood, a pesar de ser una sociedad mucho más avanzada y abierta a los derechos humanos, mu­chas mujeres, que han obte­nido la fama, han batallado con esta situación. Renée Zellweger, Jennifer Anis­ton, Opah Winfrey, Came­ron Diaz y Helen Mirren son solo algunos ejemplos.

En República Dominica­na hay gente que se “rasgó la vestidura” cuando tres comunicadoras se refirieron abiertamente al tema y ex­presaron su deseo de no ser madres. Nikauly de la Mo­ta, Anabel Alberto y Geor­gina Duluc, cada una en su momento, experimentaron en “carne viva” el escrutinio social.

La más reciente fue Geor­gina Duluc, divorciada, y con 45 años, confesó que sus planes actuales son disfrutar de la vida y, hasta el momen­to, los niños no están en la lista de prioridades.

Sus razones

Quienes han querido some­ter estas celebridades a las reglas también han recibido sus contundentes respues­tas. “Ninguna mujer debe­  ría tener que explicar por qué no tiene hijos”, expuso en una ocasión la veterana Helen Mirren.

La actriz inglesa, de 74 años, casada con el direc­tor Taylor Hackford desde 1997, nunca ha ocultado que el papel de madre no ha entrado en sus planes.

“No es que no quiera a los niños, son graciosos, y me gustan, pero nunca quise te­nerlos. Hay demasiada gen­te en el mundo. Es mi con­tribución a la ecología”, ha dicho en otras ocasiones.

Para Jennifer Aniston el asedio fue tan fuerte que tuvo que escribir una carta pública en el 2016, excla­mando que no estaba emba­razada, pero sí estaba harta del cuestionamiento de la prensa sensacionalista.

Aniston, de 51 años, ha sido una de las más señala­das por no haber tenido hi­jos.  Primero la acusaron del rompimiento de su primer matrimonio con Brad Pitt, supuestamente porque el actor quería ser padre y lue­go en un segundo matrimo­nio (Justin Theroux) un au­mento de libras fomentaron los rumores de un supuesto embarazo.

“Estamos completas con o sin pareja, con o sin niños. Nosotras decidimos qué es bonito en lo que respecta a nuestros cuerpos... Pero no persigo la maternidad por­que me sienta incomplete  de alguna manera, tal y co­mo la cultura de las cele­brities nos ha hecho creer a todos”, expone Aniston en unos de sus párrafos.

No es una prioridad

Con 50 años de edad Renée Zellweger siempre tuvo cla­ro que convertirse en madre no era una prioridad en su vida. Hace unos años dijo: “No necesito tener hijos pa­ra ser feliz”. La actriz ha de­fendido su derecho a no ser madre y su elección de no tener hijos.

Ellen Degeneres compar­te su vida desde el 2004 con la actriz de descendencia australiana Portia Rosi, con quien formalizó ante la ley su relación en el 2008. La famosa pareja, que recién estrena una mansión, ha manifestado en varias oca­siones que para ser felices no necesitan hijos.

 “Para hacerlo, realmente tienes que querer hijos y nin­guna de nosotras quiere, así que sólo vamos a ser yo, Ellen y ningún bebé”, dijo Rosi.

Una de las mujeres más famosas del mundo es Oprah Winfrey, quien tam­bién ha sufrido la presión social para ser madre, pero la conductora ha dicho no estar arrepentida de no ha­ber tenido hijos porque ha volcado su amor las niñas de su Academia de Lideraz­go para Niñas en Sudáfrica.

“Cuando la gente me pre­sionaba para casarme y te­ner hijos sabía que no iba a arrepentirme de no tenerlos, porque me siento como una madre para los niños del mundo, el amor no cono­ce límites. No importa si un niño proviene de su vientre o si llega a tu vida a los dos años. Si el amor es real, fun­ciona”, expuso Oprah.

 POR DENTRO Latinas

Y si las famosas son lati­nas la presión social to­davía es mucho mayor. La actriz mexicana Kate del Castillo debe de res­ponder a cada momento a las preguntas ¿Cuándo te casas? ¿Cuándo ten­drás hijos?

Su respuesta: “Tengo una familia maravillosa, pero nunca he formado una propia. Jamás he te­nido ganas de encargar hijos. Si lo hubiera de­seado lo habría hecho y punto. Nunca ha sido un tema que me haya llamado la atención, en parte por las malas ex­periencias que he tenido con mis exparejas”.

A sus 60 años, la cantante y actriz Daniela Romo considera que para ser madre hay que estar de tiempo completo y su profesión no se lo ha permitido, y que para ella su pasión fue siempre poder dedicarse a su carrera plenamente.

Read Entire Article